miércoles, 16 de enero de 2019





MANIFIESTO PARA ADHESIONES DE LA SOCIEDAD A LA PROPUESTA A FAVOR DE LA CREACIÓN DE UN MUSEO DE AMÉRICA EN LA PROVINCIA DE HUELVA





Entre los episodios relevantes de la historia del mundo destaca la participación del Monasterio Santa María de La Rábida y el resto de Los Lugares Colombinos en el viaje más trascendental de la humanidad. Este protagonismo histórico es la mayor fortaleza de Huelva, le distingue de cualquier otro lugar y podría ser considerada la Provincia del Encuentro con América. Esta sensibilización hacia todos los temas que supongan una relación con el continente americano se plasma en organismos y eventos científicos y artísticos de gran arraigo. El profundo sentimiento americanista de Huelva también está presente a diario en la nomenclatura de un gran número de actividades culturales y deportivas que se celebran, en los nombres de los edificios importantes y en algunas de las más nobles instituciones académicas.

Estos antecedentes y la vinculación de la provincia de Huelva con los países americanos fueron reconocidos en el año 1928 por los ciudadanos estadounidenses, que realizaron una importante aportación, obtenida por suscripción popular y entregada por la escultora neoyorquina GertrudeVanderbilt Whitney al Gobierno de España, para la creación del Museo de América en Huelva.

Más recientemente, se han realizado multitud de proposiciones no de ley, manifiestos y proclamaciones institucionales. Entre las más destacadas, las declaraciones de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno en La Habana (1999)  y en Cartagena de Indias (2016), designandoa La Rábida como Lugar de Encuentro de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Estas iniciativas de las instituciones españolas e iberoamericanas no han significado la creación de un edificio donde de forma real se plasme las distinciones referidas.

Por todo ello, nos adherimos a la siguiente reivindicación de la Asociación Huelva – Nueva York:


Instamos a la Administración Pública a realizar los trámites necesarios para la creación de un Museo de América, donde de forma efectiva se promuevan y desarrollen nuestros vínculos históricos y culturales. 

lunes, 3 de abril de 2017

Propuesta para nuevo modelo 2018: Seat Rábida.


Este año se cumple el 525 aniversario del Descubrimiento de América. 

Habiendo tenido conocimiento que la Compañía SEAT está buscando el nombre de su nuevo modelo para el año 2018, me gustaría proponer el nombre de uno de los lugares más universales: 

La Rábida



lugar donde Cristóbal Colón planeó y maduró su proyecto en el viaje más trascendental de la humanidad. Este espacio, imprescindible para comprender la historia de América, ha sido seleccionado en 2015 por el Consejo Histórico de Patrimonio para la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial de la UNESCO, donde desde enero de 2016 está a la espera de su reconocimiento.

La conmemoración de esta efeméride en nuestra provincia puede ser una gran oportunidad para que se proponga este nombre a esta compañía española.


Propuesta:  SEAT RÁBIDA.

viernes, 10 de febrero de 2017

QUINIENTOS VEINTICINCO AÑOS, ¿SERÁN SUFICIENTES?

QUINIENTOS VEINTICINCO AÑOS, ¿SERÁN SUFICIENTES?

HUELVA, LA PASIÓN AMERICANA.

Entre los episodios relevantes de la historia de España destaca la participación del Monasterio Santa María de La Rábida, lugar donde Cristóbal Colón planeó y maduró su proyecto, y el resto de Los Lugares Colombinos en el viaje más trascendental de la humanidad. Este protagonismo histórico en la aventura colombina es la mayor fortaleza de Huelva, le distingue de cualquier otro lugar y podría ser considerada la Provincia del Encuentro con América. Esta sensibilización hacia todos los temas que supongan una relación con el continente americano se plasma en organismos y eventos científicos y artísticos de gran arraigo, donde sobresalen la Sede Iberoamericana de la Universidad Internacional de Andalucía en La Rábida, el Festival de Cine Iberoamericano y el Otoño Cultural Iberoamericano. El profundo sentimiento americanista de Huelva también está presente en la nomenclatura de la mayoría de actividades culturales y deportivas que se celebran, en los nombres de los edificios importantes (Estadio Iberoamericano “Emilio Martín”, Estadio Nuevo Colombino, Polideportivo Las Américas, Foro Iberoamericano, …) y en algunas de las más nobles instituciones académicas (Real Sociedad Colombina Onubense, Academia Iberoamericana de La Rábida, Real Sociedad Palosfila Pinzoniana, Asociación de Estudios Iberoamericanos y Colombinos Rábida, Asociación Huelva-Nueva York, …).

La provincia onubense es la única que rememora anualmente las fechas relacionadas con los viajes de ida  y vuelta a América, tres de agosto y quince de marzo. Como bien dice José Luis García Palacios, sin la existencia del día de la partida nunca hubiera existido el doce de octubre, que éste sí es fiesta nacional, probablemente porque es el acontecimiento histórico más importante que ha realizado España.

De la identidad de Huelva podríamos enunciar que posiblemente es el lugar más americanista fuera de América.

DE PROPOSICIONES NO DE LEY, DECLARACIONES INSTITUCIONALES Y OTRAS MANIFESTACIONES.

En el año 1999 el trabajo de reivindicación de un grupo de onubenses, liderados por el profesor David González Cruz, propició que el Congreso de los Diputados, aprobara por unanimidad una proposición no de ley que instaba al Gobierno a promover La Rábida como sede permanente de la Secretaría General Iberoamericana, reconocerla como Lugar de encuentro de la Comunidad Iberoamericana e impulsar en Los Lugares Colombinos la celebración de reuniones y conferencias para afianzar y desarrollar las relaciones entre España y América. Aquella propuesta quedó muy recortada y supuso únicamente el reconocimiento de La Rábida como Lugar de Encuentro de la Comunidad Iberoamericana de Naciones en la Declaración de La Habana.

En el año 2011, gracias al trabajo de la Asociación de Estudios Iberoamericanos y Colombinos Rábida, el Senado instaba nuevamente al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para promocionar La Rábida y Los Lugares Colombinos de la provincia de Huelva. Más tarde en 2015 este conjunto de espacios por fin fueron seleccionados por el Consejo Histórico de Patrimonio para la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial de la UNESCO, donde desde enero de 2016 está a la espera de su reconocimiento.

El 29 de octubre de 2016 en Cartagena de Indias, la XXV Cumbre Iberoamericana ha reiterado “el compromiso con La Rábida, en Huelva, España, como lugar de encuentro de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, reconocido como tal en la Declaración de la IX Cumbre, celebrada en La Habana, en noviembre de 1999”. No obstante, ya hemos visto desde 1999 que la primera declaración ha surtido poco efecto.

Más recientemente, el pasado 21 de diciembre de 2016, el Congreso de los Diputados manifestó su apoyo a las actividades de Huelva 525 Aniversario del Encuentro entre Dos Mundos.



2017 Y LA DEUDA HISTÓRICA. 


 Desde los años veinte del pasado siglo la sociedad civil onubense demanda un Museo de América. Esta inquietud onubense ha venido jalonada por compromisos que han realizado las instituciones españolas e iberoamericanas. Sin embargo, a Huelva ya no le valen proposiciones no de ley, manifiestos ni declaraciones institucionales, ya sólo le vale que se salde una deuda histórica. Entendemos que otras ciudades se equipen de centros culturales, incluso con menos recorrido reivindicativo de sus ciudadanos, lo que no entendemos es que Huelva quede excluida, y no entenderíamos que nos pongan en la dicotomía Museo de América/Museo Arqueológico-Tartessos, ya que ambos deben ser objetivo si se pretende tener dotaciones culturales como otros lugares, sobre todo ante la llamativa escasez de este tipo de instalaciones en la provincia. 

En 2017 Huelva tiene un reto: lograr el compromiso real de los Gobiernos de Andalucía y España para que tengamos un Museo de América. Son 525 años, ni uno más, los que se necesita para hacer justicia con los lugares de la provincia de Huelva vinculados al Descubrimiento de América. Es el momento que la sociedad de Huelva de forma monolítica y representada por los políticos onubenses, con la ayuda de los parlamentarios andaluces en Sevilla y con los diputados y senadores en Madrid, exija el cumplimiento de los acuerdos. Ellos deben sentir el calor y el respaldo de la ciudadanía y de las instituciones académicas, pero también la exigencia de una sociedad que expresa el "ya nos toca". Acudan con la confianza y el conocimiento del agravio realizado con esta comarca. Incluyan este museo en los planes estratégicos de turismo, teniendo en cuenta que casi el 70% de los de viajeros visita monumentos y museos en Andalucía. Negocien las inversiones en edificios culturales en las próximas partidas presupuestarias lo que permitirá mejorar la competitividad y el bienestar de esta provincia. 

Éste debe ser el año que la provincia con más pasión americana proyecte un edificio emblemático y vivo que sea un lugar de exposición permanente, y un lugar de encuentro sobre las vinculaciones históricas y culturales entre España y América, articipe  en la transformación de un territorio que también puja por la cultura y el turismo, que permita a Huelva ser reconocida como el Puerto de la Cultura de América en Europa

Por cierto, que ya existe la primera aportación simbólica para el mismo,  aún quedan algunos cientos de euros de la donación que los norteamericanos entregaron para este cometido en el año 1928 a nombre de la Fundación Whitney de España. Por último, comentar que hemos tenido conversaciones con los responsables del 525 Aniversario, y nuestro pensamiento positivo nos lleva a decir que Huelva no se conforma y, por el contrario, confía en hacer realidad en los próximos años un sueño centenario. Los momentos emblemáticos además de conmemorar acontecimientos deben ser referentes en el logro de equipamientos, se nos pasó el 500 aniversario, que no se nos vaya el 525.

 Juan Antonio Márquez Rodríguez

 Presidente de la Asociación Huelva-Nueva York

jueves, 9 de febrero de 2017

El Momento del Museo de América de Huelva


            Un grupo de ciudadanos de Huelva, congregados en la Asociación Huelva – Nueva York, entendemos que ha llegado el momento de potenciar los vínculos con los Estados Unidos de América, al igual que los tenemos con el resto de países iberoamericanos, y retomar la idea del Museo Americano de Huelva, proyectado en los años veinte del pasado siglo que, por avatares de la historia, nunca llegó a hacerse. Su creación sería un hito importante en la profundización de las relaciones culturales y artísticas establecidas entre España y América, y situaría a la capital onubense en el mapa nacional e internacional del turismo cultural al disponer de un edificio genuino, y marcaría un antes y un después en la fortaleza social y económica de la provincia. 

Nuestra propuesta pretende presentar los objetivos de este espacio museístico, trazar sus prioridades, analizar su viabilidad económica e institucional y promover las vías de colaboración y cooperación con los organismos españoles y americanos que se vinculen a los fines perseguidos. En este sentido, hemos iniciado contactos con instituciones de nuestro país y norteamericanas, como el Museo Whitney de Nueva York, ya que su fundadora fue promotora de un museo de igual índole en la provincia de Huelva, y el Instituto Smithsonian de Washington. Sabemos que el proyecto es complejo, pero realizable; existen razones culturales (la escasez de infraestructuras de este tipo es evidente), históricas y económicas suficientes que evidencian su realización. 

A continuación se presentan las potencialidades de la provincia onubense, que surgen de la combinación de las fortalezas con las oportunidades de su entorno y su historia, que están a la vista de todos, pero si no son reconocidas significa su pérdida, como hasta ahora. Son los argumentos y las condiciones positivas que se muestran favorables para su construcción y el desarrollo del turismo cultural en la capital, circunstancia que justificaría y facilitaría de forma importante su ejecución. 

DE IRVING A WHITNEY. LA VINCULACIÓN ESTADOUNIDENSE.

El norteamericano Washington Irving, peregrino de la ilusión, viene a España en 1826      para traducir los trabajos de Fernández de Navarrete al inglés . A partir de ese momento, Irving se convierte en un entusiasta de Colón y de la travesía americana. En el mes de agosto de 1828 él decidió realizar su anhelado viaje a la provincia de Huelva, buscando en Los Lugares Colombinos las huellas de su pasado más remoto, la gestación de la idea de ese viaje la cuenta él mismo: “Durante mucho tiempo había soñado con esta excursión como si se tratara de un piadoso deber, e incluso de un deber filial, que como americano tenía que cumplir” (Navarro Domínguez 268). Este periodista neoyorquino fue uno de los más importantes difusores de la revalorización historiográfica de los hechos del Descubrimiento de América y él universalizó el nombre de La Rábida entre los lectores de lengua inglesa (De Lara Ródenas 78).

En los comienzos del siglo XX, siguiendo la estela literaria de Irving, otros muchos compatrio¬tas acuden a conocer el Monasterio de Santa María de La Rábida, lo consideran el Santuario del origen de América, casi todos vienen con la emoción de visitar uno de los sitios venerables marcados en la Historia; sin embargo, se encuentran un monasterio pendiente de restauración y una columna conmemorativa del IV centenario del Descubrimiento de América con amenaza de ruina. En 1926 un grupo de estadounidenses forman una comisión, y más tarde constituyen la sociedad COLUMBUS MEMORIAL FUND. INC., con el fin que el pueblo de los Estados Unidos de América realice la donación del Monumento a Colón, como testimonio de reconocimiento al territorio donde se desarrolló la gesta del primer viaje a las islas americanas en 1492, y que marcó un punto de inflexión en la historia mundial. 

El referido monumento se confía a la artista neoyorquina Gertrude Vanderbilt Whitney . En Huelva ella crea uno sus conjuntos escultóricos más representativos y de los más importantes del siglo XX en Espa¬ña. Se inauguró el 21 de abril de 1929, desde entonces es el em¬blema de la provincia de Huelva y una imagen internacionalmente difundida por sus dimensiones majestuosas y por su valor artístico y simbólico, ya que pretendía que su modelo tuviera un aspecto análogo a la conocida estatua de La Libertad de Nueva York, y que en España tuviera el mismo significado que ésta tiene en Norteamérica.

Unos meses antes de su estreno, concretamente el 2 de diciembre de 1928, la escultora estadounidense en un acto en la Embajada de Estados Unidos de América en Madrid, hizo entrega al Presidente del Consejo de Ministros, Sr. Primo de Rivera, de un generoso donativo para el cuidado y conservación del Monasterio de La Rábida, sus jardines y para los gastos de instalación de un Museo Americano. Aquella donación propició que se creara un Patronato especial para este cometido , al que también se encomendó el patronazgo de la Fundación Whitney, clasificada como benéfico-docente de carácter particular y constituida con la mencionada donación de 1928, que posteriormente sería invertida en el Banco de España .

En la actualidad la referida Fundación Whitney continúa existiendo, y aún dispone de fondos, aunque ahora su representación corresponde a la Junta de Andalucía, debido a las transferencias administrativas ocurridas tras la aparición de las Comunidades Autónomas en España a finales del pasado siglo.

HUELVA, LA PASIÓN AMERICANA.

Entre los episodios trascendentales de la historia de España destaca la participación del Monasterio Santa María de La Rábida, lugar donde Cristóbal Colón planeó y maduró su proyecto, y el resto de Los Lugares Colombinos (Palos de la Frontera, Moguer, San Juan del Puerto y Huelva) en el viaje más trascendental de la humanidad. Este conjunto de espacios, imprescindibles para comprender la historia de América, han sido seleccionados en 2015 por el Consejo Histórico de Patrimonio para la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Este protagonismo histórico en la aventura colombina es la mayor fortaleza de Huelva, le distingue de cualquier otro lugar y podría ser considerada la Provincia del Encuentro con América. Esta sensibilización hacia todos los temas que supongan una relación con el continente americano se plasma en organismos y eventos científicos y artísticos de gran arraigo, donde sobresalen la Sede Iberoamericana de la Universidad Internacional de Andalucía en La Rábida, el Festival de Cine Iberoamericano y el Otoño Cultural Iberoamericano, que periódicamente acogen multitud de eventos y acontecimientos relacionados con la educación, la cultura y el arte americanos. El profundo sentimiento americanista de Huelva también está presente en la nomenclatura de la mayoría de actividades culturales y deportivas que se celebran, en los nombres de los edificios importantes (Estadio Iberoamericano, Polideportivo Las Américas, Foro Iberoamericano, …) y en algunas de las más nobles instituciones académicas (Real Sociedad Colombina Onubense, Academia Iberoamericana de La Rábida, …). 

Por último, el calendario festivo provincial recuerda anualmente las fechas relacionadas con los viajes de ida y vuelta a América. Precisamente, la provincia de Huelva conmemorará durante el año 2017 el 525 Aniversario del Encuentro entre Dos Mundos.
De la identidad de Huelva podríamos enunciar que posiblemente es el lugar más americanista fuera de América.

HUELVA ÚNICA


LUGAR ESTRATÉGICO ENTRE MUNDOS.

La provincia de Huelva está situada en el suroeste de la península ibérica, limitada por los ríos Guadalquivir y Guadiana, y entre dos núcleos de atracción turística de primera magnitud: la región del Algarve (Portugal) y Sevilla (España). 

La capital onubense está en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, posee uno de los puertos más importantes de España, y se ubica en el centro del corredor de comunicación existente entre Faro, capital del Algarve, y Sevilla, capital de Andalucía, estando a una hora de ambas ciudades, que disponen de aeropuertos internacionales con conexión a las principales capitales europeas. Igualmente se sitúa a unas cuatro horas de Madrid, Lisboa o África, y a tres horas de Gibraltar. En la actualidad se construye la nueva estación de trenes, que se inaugurará en menos de un año, y que con la proyectada línea férrea de alta velocidad supondrá que en unos cuatro años Madrid estará sólo a unas tres horas de viaje y Sevilla a unos cuarenta y cinco minutos. 

A nivel poblacional, en el área metropolitana de la capital residen más de 240.000 personas, aunque su  área de influencia es de aproximadamente tres millones de habitantes  por su fácil comunicación terrestre a través de autopistas de alta capacidad: Sevilla-Huelva-Algarve, autopista del V Centenario y Vía do Infante (provincia de Huelva: unas 520.000 personas; provincia de Sevilla: 1.941.355 personas, Instituto Nacional de Estadística de España 2014; la región de El Algarve: 451.006 personas, Instituto Nacional de Estadística de Portugal 2011).

HERENCIA E HISTORIA. LA CIUDAD MÁS ANTIGUA DE OCCIDENTE.

Por su ubicación geográfica y por sus riquezas naturales, fundamentalmente la minera, la provincia de Huelva ha sido objetivo de las principales civilizaciones que han pasado por Europa. Esta circunstancia ha propiciado que por toda la geografía provincial encontremos huellas de un rico patrimonio, desde los vestigios arqueológicos prehistóricos, que sitúan a Huelva como la ciudad más antigua de Occidente, hasta la arquitectura británica tras la explotación de las minas de Riotinto y Tharsis durante los dos últimos siglos. 

CORAZÓN NATURAL DE EUROPA.

La tercera parte de la superficie provincial son parajes protegidos, con paisajes maravillosos de gran biodiversidad (marismas, dunas vírgenes, bosques). Destaca el Parque Nacional de Doñana, espacio natural más grande e importante de Europa con una diversidad biológica incomparable, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. Otros territorios de especial interés son el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, uno de los más extensos de Andalucía, y el Paraje Natural Marismas del Odiel, situado en la desembocadura del río Odiel, que ha sido declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. 

HUELVA, LA LUZ. VOCACIÓN TURÍSTICA.

Huelva es la ciudad más soleada de España, con 3.120 horas de sol, más del doble que Bilbao, ciudad en la que se asienta el Museo Guggenheim de España (Anuario Estadístico del INE, año 2007), y entre dos y cinco veces que los países del norte de Europa. Además se la considera, como indica el portal eltiempo.es, una de las cinco ciudades españolas con el mejor clima . 

Estas características hacen de la luz de la provincia de Huelva, especialmente en la franja litoral y la capital, una de las principales ventajas competitivas, ya que junto con temperatura y lluvia, son los principales elementos climáticos para el desarrollo del turismo, precisamente la marca turística provincial es “Huelva, la luz”.

THE MISTERIOUS CORNER OF SOUTH-WEST SPAIN 

Existen otras cuestiones que hacen de Huelva un comarca diferente que ha propiciado que algunos medios de comunicación extranjeros la definan como el  “Misterious corner of south-west Spain”. Algunas de estas singularidades son:

Sus tradiciones, especialmente la Romería del Rocío, quizás la imagen más internacional de la cultura popular andaluza, llena de devoción, pasión y fiesta que cada año por Pentecostés congrega a más de un millón de personas en peregrinación hasta la Ermita del Rocío junto a Doñana.

Su excelente gastronomía, qué decir de la gamba blanca, las fresas, los vinos del Condado, los dulces tradicionales del Andévalo, el exquisito y famoso jamón de Jabugo y un largo etcétera que hacen que Huelva sea candidata a la Capital española de la Gastronomía en el año 2017.

Su río Tinto que nos permite viajar al planeta Marte sin salir de la Tierra, porque así son los paisajes que proporciona el recorrido de este río desde su nacimiento hasta cerca de su desembocadura.

Sus playas de fina arena blanca en los 120 kilómetros de costa atlántica, probablemente con las últimas playas vírgenes de Europa.

LOS MUSEOS EMBLEMÁTICOS Y EL DESARROLLO DEL TURISMO CULTURAL.

Según datos del Eurobarómetro (Eurostat, 2011), la cultura es la segunda causa principal para los europeos cuando deciden elegir un rumbo para sus vacaciones. En 2014 más de siete millones de turistas internacionales visitaron España  y más de doce millones de españoles, es decir, unos 19 millones de personas viajaron por razones culturales, según la última edición del Anuario de Estadísticas Culturales que elabora el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. A su vez, el Departamento de Turismo del Gobierno Andaluz en 2013 estimó que la tercera parte del turismo que llega a la Comunidad Autónoma lo hace con la motivación principal de disfrutar de sus vacaciones realizando un viaje cultural. Una vez en el destino la principal actividad de este tipo de viajeros nacionales y extranjeros es la visita a monumentos y museos (69,8%), que es el factor más influyente al elegir Andalucía como región de turismo cultural.

Las vacaciones culturales reparten sus visitas a lo largo del año de forma más equilibrada, como revelan los estudios sobre esta cuestión en Andalucía, lo que contribuye a paliar la estacionalidad; mientras que desde un punto de vista económico, tiene la ventaja añadida de efectuar un gasto medio diario superior al del viajero medio que visita la Comunidad, especialmente entre los extranjeros. 
Aunque el fin de un museo es constitutiva y esencialmente cultural, prolifera el número de museos a los que se adjudica un cometido económico, es decir, la re-activación/diversificación urbanístico-económica de ciudades. El Museo Guggenheim de Bilbao constituye un ejemplo paradigmático de este tipo de museos. Bilbao no es un caso excepcional, ya que otras ciudades europeas, como Valencia, Málaga, Birmingham, Glasgow, Vilna o Lens han reorientado su política urbana hacia el urbanismo equipamental/empresarial, lo que le lleva a adoptar una estrategia de revitalización alrededor de museos emblemáticos de gran escala (Plaza Inchausti et al N. pag.).

En el modelo de regeneración de la ciudad de Bilbao destaca la escasa presencia del capital privado, por el contrario, se ha apoyado principalmente en el liderazgo y la inversión públicos. La recuperación de la totalidad de la inversión del museo, sin incluir la compra de la colección permanente, se recuperaría nueve años después de su apertura (Plaza Inchausti et al N. pag.).

La visión del edificio emblemático del Guggenheim  se ha convertido en la "marca" de la ciudad, en su icono, transformándola en un nuevo destino turístico, tanto para nacionales como para extranjeros, superando el millón de visitantes en los últimos años. Por lo que aparte de la aportación estrictamente cultural, se traduce en una gran actividad económica, basada en gran medida en la importancia que ha tenido para el desarrollo del turismo (Plaza Inchausti et al N. pag.).

Al cuantificar económicamente su producción a lo largo del año 2014, comprobamos que el gasto directo generado por el museo en Euskadi ha sido de 336,8 millones de euros, lo que ha conllevado unos ingresos a las Haciendas Públicas Vascas de 45,7 millones de euros. Se debe tener en cuenta que más del 90% de estas cifras se generaron fuera del museo durante el transcurso de sus visitas, siendo los sectores de la hostelería (alojamiento y restauración) y el comercio los de mayor impacto (García y Prieto N. pag.). En términos laborales, se ha creado entre 900 y 1200 empleos directos, indirectos e inducidos; por consiguiente, estaríamos hablando de un puesto de trabajo por cada 1000 turistas, aunque se considera que ha contribuido en el mantenimiento de muchos más empleos (Plaza Inchausti et al N. pag.).

EL MUSEO DE AMÉRICA EN EL DESAFÍO DEL TURISMO CULTURAL DE LA HUELVA DEL SIGLO XXI.

Nuestra proposición es movilizar a la sociedad onubense para hacer realidad el Museo de América, y aunque éste tendría la cultura y la historia como principales razones, entendemos que su creación puede ser crucial en el desafío del turismo cultural que Huelva debe afrontar, constituyendo un instrumento eficaz para un acercamiento sistemático de visitantes a la capital, convirtiéndose en motor de desarrollo y sustento de las actividades económicas relacionadas con el sector turístico (García y Prieto N. pag.).

Actualmente el turismo en la ciudad de Huelva es muy dependiente de los flujos turísticos que recibe la provincia, especialmente su costa, característico de las vacaciones de sol y playa de los meses de verano, mientras que el perfil cultural es el menos asociado al destino y su marca (Patronato Provincial de Turismo, 2008). Esto es consonante con el déficit de infraestructuras culturales de alto impacto (Vargas-Sánchez 113).


Estos datos de índole turístico se deben relacionar con la situación socio-laboral de la provincia, más adversa tras la pérdida de industrias durante los últimos años en la capital, con una tasa de paro en Huelva que ascendió al 32,65% en el último trimestre de 2015 (Encuesta de Población Activa). Esta situación económica negativa existente en la provincia, reconocida por todos, puede ser convertida como una oportunidad para reivindicar el logro del proyecto que planteamos, porque se debe tomar la cultura como factor de crecimiento, por su capacidad como instrumento para alcanzar objetivos que vayan más allá de los meramente culturales (García y Prieto N. pag.). Para ello se necesita un elemento diferenciador, que sirva de atractivo para los viajeros con suficiente entidad, que consolide un número de visitas mantenidas en el tiempo y que se traduzca en un revulsivo económico, haciendo que desaparezca la temporalidad sujeta a la estacionalidad, la climatología o eventos culturales puntuales. Podríamos estar, con la apertura de este museo, ante el estandarte que se convierta en la razón que permita aumentar el número de las escalas de buques de pasajeros y, sobre todo, la complementariedad entre el turismo de sol y playa y el viaje cultural, particularmente relevante y poderosa durante los épocas o momentos del año en los que no sea posible disfrutar del sol y de la playa en el litoral (García y Prieto N. pag.).

Ya hemos visto que el entorno de influencia de Huelva es de unos tres millones de habitantes; sin embargo, su fácil accesibilidad por carretera, al estar en el centro eje Sevilla-Huelva-Faro, permite que a este contingente se sumen los flujos turísticos que este corredor de comunicación recibe. En el año 2014 el referido eje transfronterizo  fue receptor de más de 8’2 millones de turistas (Sevilla: 2.877.348 turistas, Huelva: 1.750.387 turistas, Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía y El Algarve: 3.598.500 turistas, Instituto Nacional de Estadística de Portugal). Es decir, si contemplamos la posibilidad de las mejoras previstas en las redes ferroviarias se puede calcular que la provincia de Huelva podría sobrepasar los dos millones de viajeros al año. Teniendo en cuenta que para un tercio de los viajeros que llegan a Andalucía, una de las motivaciones principales es la cultura, se podría estimar que algo más de medio millón de personas podrían ser visitantes de un museo emblemático como el que se plantea. 

En las entrevistas mantenidas en el último año hemos comprobado que la propuesta recogida en este artículo ha sido apoyada de forma notoria por la Diputación Provincial, el pleno del Ayuntamiento y por el Parlamento de Andalucía con una proposición no de ley. De igual forma, ha sido respaldada o reconocida por casi todas las instituciones sociales, culturales, académicas, universitarias y económicas que consideran que su logro es positivo para la sociedad de Huelva. Sin embargo, hace falta mucho más que estos apoyos simbólicos para hacerla realidad, los onubenses y, fundamentalmente, sus gestores y referentes públicos y privados son los que deben liderar este proceso, nadie de fuera lo hará. Es necesario que la ciudadanía de Huelva modifique la actitud complaciente y conformista que en determinados momentos se asume por una actitud intrépida, exigente y de confianza en sus posibilidades y potencialidades. 

La Hoja de ruta para la creación de un centro singular que convierta a Huelva en un destino cultural de primer orden exige actuaciones extraordinarias, fuera de la toma de decisiones convencionales. Se requiere una apuesta decidida de las administraciones oficiales, que deberían centrar su atención en el conjunto de infraestructuras que debe proveer el sector público para asegurar la competitividad del territorio, sin cuestionarse que las inversiones en edificios culturales forman parte de un todo y son necesarias para mejorar la competitividad y bienestar de las ciudades, al igual que el resto de infraestructuras públicas (Plaza Inchausti et al N. pag.). La cultura merece el apoyo público como factor de estímulo de la creatividad, medio de expresión artística o desarrollo de identidad colectiva, pero puede utilizarse como argumento incuestionable para conseguir objetivos ligados a la política de crecimiento económico o de revitalización urbanística (García y Prieto N. pag.). 

Es imprescindible el consenso entre las administraciones públicas sobre la necesidad de concertar esfuerzos y llevar a cabo acciones coordinadas para la puesta en marcha de ese Plan Estratégico “Huelva Estrategia 2025”, que actualmente la Universidad y el Ayuntamiento de Huelva están redactando, y donde esperamos que se recoja la proposición que nuestra asociación presenta. 
El museo que imaginamos habrá de convertirse, si así prospera la proposición, en   edificio emblemático, que participe  en la transformación de un territorio que también puja por la cultura, el ocio, el turismo y el sector de servicios; en el cambio hacia una ciudad más viva, más cosmopolita, y de referencia del sur de España; en la reconquista paulatina del Muelle de Levante de la ría del Odiel, la “mejor calle” de Huelva; y, principalmente, en la exposición de un contenido sobresaliente sobre la historia, la cultura y el arte de América, siendo reconocido como el Puerto de la Cultura de América en Europa.

Juan Antonio Márquez Rodríguez


Presidente de la Asociación Huelva-Nueva York

BIBLIOGRAFÍA.

Andalucía (España) Proposición no de Ley 10-15/PNLC-000019, de 2 de septiembre de 2015 al apoyo institucional de la Junta de Andalucía a la creación en Huelva de una subsede permanente del Museo Whitney de Nueva York. BOLETÍN OFICIAL DEL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA Núm. 71. X LEGISLATURA. Web. 17 de septiembre de 2015
De Lara Ródenas, Manuel José. "El largo recorrido de un proyecto ilustrado: Los viajes colombinos de José de Vargas Ponce y Washington Irving." De Colón a la Alhambra: Washington Irving en España. Sevilla. Universidad Internacional de Andalucía. 2015.77-113.

España Real Decreto 1522/1930, de 14 de junio, de Creación del Patronato del Convento de La Rábida. Gaceta de Madrid 166 (1930): 1644. Print.

España Real Decreto 1588/1930, de 19 de junio, de Creación de la Fundación Whitney, Gaceta de Madrid 175 (1930): 1833. Print.

España Real Orden 450/1931, de 12 de marzo, de Inscripciones nominativas del Banco de España a favor de la Fundación Whitney, Gaceta de Madrid 76 (1931): 1468. Print.

García Sanz, Paloma y  Prieto Rastrojo, Elena. “¿Sólo por amor al arte?” Trabajo de Economía de la Cultura. Grado de Gestión Cultural. Universidad de Huelva. 2016.

Navarro Domínguez, Eloy. "Onubenses en Nueva York." Orbis incognitvs: avisos y legajos del Nuevo Mundo: homenaje al profesor Luis Navarro García. Universidad de Huelva, 2007.

Plaza Inchausti, María Beatriz; Gálvez Gálvez, Catalina; González Flores, Ana María; y Más Serra, Elías. "Arte y economía, un matrimonio de conveniencia: el Museo Guggenheim en Bilbao." Scripta Nova: revista electrónica de geografía y ciencias sociales 14 (2010):323-39. Consultado el 15/07/2016 en https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3309410


Vargas Sánchez, A.: El turismo en la provincia de Huelva: de dónde venimos, dónde estamos y ¿hacia dónde queremos ir? : El observatorio que nunca existió. Huelva, 2013. Web. 17 Mayo 2015.



FOTOGRAFÍAS.

Fotografía 1. Monumento a Colón, Huelva. Fotógrafo Paco Gómez.

Fotografía 2. Gertrude Vanderbilt Whitney, pintada por Francesco Mario Guardabassi, año 1914. Fuente: Whitney Museum of American Art, Gertrude Vanderbilt Whitney Papers, 1851-1975. Archives of American Art, Smithsonian Institution.

Fotografía 3. Monasterio Santa María de La Rábida, Palos de la Frontera (Huelva). Fotógrafo Paco Gómez.

Fotografía 4. Idealización del Museo de América de Huelva. Dibujo de Andrés Espuelas.